Una británica de 9 años debe alimentarse a base de grasa para poder sobrevivir | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Una británica de 9 años debe alimentarse a base de grasa para poder sobrevivir

Amy Paterson, una niña británica de 9 años, tiene que enormes cantidades de alimentos con grasa, y cocinados con aceite de oliva para evitar sufrir convulsiones potencialmente mortales.

Amy Paterson

Según informa el Daily Mail, la pequeña sufre el síndrome por deficiencia del transportador de glucosa de tipo 1 (GLUT 1), una enfermedad rara, hereditaria e incurable, que hace que su cerebro no pueda recibir el suficiente aporte de energía con una dieta normal.

A causa de ello debe consumir tres veces más grasa que sus amigos y cantidades ingentes de aceite de oliva en cada comida.

A pesar de ello, Amy está muy delgada se las arregla para asistir cada día al colegio y hacer una vida normal, aunque su madre Michelle y su padre Allan deben vigilar muy de cerca su dieta de seis comidas y  1.482 calorías diarias.

En el Reino Unido sólo hay 25 personas diagnosticadas con este síndrome GLUT 1, del que se conocen unos 100 enfermos en el mundo.

Amy sufrió su primera crisis con tan sólo ocho semanas de edad y sufrió un segundo ataque cuatro meses después.

Sus padres, que viven en Falkirk (Escocia), llevaron a Amy a varios médicos, pero estaban desconcertados debido a la rareza de la enfermedad. Es más, en un primer momento, la niña fue diagnosticada erróneamente de parálisis cerebral atáxica.

Pero el diagnóstico no hizo nada con su malestar real, por lo que sus padres siguieron peregrinando de médico en médico diciendo que algo no iba bien en Amy, y ellos lo relacionaban con los alimentos.

Por fin, cuando tenía 7 años, Amy fue diagnosticada correctamente después de una punción lumbar en el Yorkhill Royal Hospital de Glasgow.

La enfermedad de GLUT 1, que es causada por un gen defectuoso, hace que Amy no pueda transportar la glucosa al cerebro de manera eficiente, dejándole hambriento de energía.

Pero desde que fue diagnosticada y comenzará su dieta de alto contenido en grasas, Amy no ha vuelto a sufrir otro ataque.

-Teinteresa.es


Comentarios