¿Por qué el experto no es el mejor empresario? | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

¿Por qué el experto no es el mejor empresario?

Imaginemos por un momento a una de nuestras personas allegadas, el cual es el mejor haciendo a lo que se dedica (un amigo abogado, contador, mecánico, chef…). Ubicados en este contexto, un día se levanta y nos dice: “voy a poner mi despacho, mi buffet, mi taller o restaurante”. Los comentarios surgen y les decimos que tendrán éxito ya que son “expertos” en lo que hacen.
Volvamos a la realidad. En nuestros más de 30 años de experiencia estas son las llamadas que recibimos a diario pidiendo ayuda. Es la triste realidad que enfrentan los expertos en el día a día y lo que nosotros queremos cambiar. El “experto”, sufre desde la perspectiva de Michael Gerber el frenesí emprendedor, se despierta un día y decide emprender su negocio por su cuenta. Definitivamente no conocemos hasta el día de hoy alguien que conozca más la parte “técnica” del negocio, pero el Mito del Emprendedor se refiere a ello; no es lo mismo dominar la parte técnica que administrar un negocio.
El ser un empresario conlleva una serie de habilidades y conocimientos que no se han desarrollado aún. El ejercer un liderazgo que motive e inspire; el crear una visión clara de la empresa que de certeza a donde se dirige; el crear los procesos y sistemas de trabajo necesarios para que cada área del negocio funcione de manera estándar y permita replicar los resultados.
Es necesario tener una visión clara que nos ubique con una visión global del negocio, no es simplemente crear un bien o servicio y venderlo y que el dinero comience a llegar. Esta es la principal causa por la que el experto no es el mejor empresario. No ha desarrollado sus habilidades de desarrollo del negocio; creado un plan de una manera tan simple como ponerlo en una hoja en blanco y negro, el paso a paso, ¿Qué espero de este negocio?, ¿Cuál es mi función en esta empresa?, ¿Quién me apoyará en lograr mi sueño?, ¿Quiénes serán mis clientes? Tantas preguntas pero que si tenemos la respuesta será fácil.
Alguna vez le preguntaron a Tom Watson fundador de IBM por qué su compañía había llegado a ser la empresa más importante a nivel mundial en su época de máximo esplendor. La respuesta fue simple y la resumió en tres causas. Primero, creó la visión de cómo sería esta empresa en su máximo potencial de desarrollo. Una vez que tuvo clara la visión resolvió cómo se comportaría una empresa así y la tercera fue poner manos a la obra para construirla día a día con gente comprometida.
No se trata de evidenciar lo que se esta haciendo mal, se trata de descubrir dónde debe de ubicarse para desarrollar su empresa. Guarde un segundo a su técnico–experto y observe su empresa y cree su sueño. Póngalo en papel y enfóquese en cuidar que se cumpla, conviértase en un empresario.
Será un gusto seguir charlando con ustedes.
Excelsior México

Comentarios