Once sentencias para no estar triste | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Once sentencias para no estar triste

Rescatamos un libro imprescindible para estos tiempos apocalípticos: «Qué razón tenía Platón. 1001 pensamientos para triunfar en la vida» (Espasa), escrito por Miguel@ifilosofía. En uno de los capítulos dedicado al éxito, se subraya que «en la mayoría de los casos, las personas con poder, dinero y fama son consagradas como personas de éxito». El éxito-fracaso a veces se mide en términos de competencia; alguien alcanza el éxito cuando destaca sobre los demás. Sin embargo, la tristeza invade el corazón de esas personas. ¿Por qué? Nadie lo sabe. Proponemos un once de gala para que los seres entristecedos liberen de su cuerpo la tristeza. He aquí:

1. Sócrates (el mejor cancerbero es el pensador, el que bajaba al ágora; aunque también podría haberlo firmado el inolvidable capitán de la selección brasileña de fútbol, el intelecto y músculo): «Atenienses, cuando mis hijos se hagan mayores, castigadles si se preocupan más de la riqueza o negocios que de la virtud. Y si presumen de ser algo, sin serlo, reprochádselo como yo os lo he reprochado».

2. Albert Einstein (pura ciencia por el carril diestro): «Los grandes espíritus siempre han encontrado una violenta oposición de parte de mentes mediocres».

3. Óscar Wilde (un excepcional croché de izquierda por la banda de Gordillo -el futbolista del Betis y Real Madrid, no el asaltamantecas de supermercados-): «La realidad es que los éxitos se los llevan los fuertes y el fracaso los débiles, y eso es todo».

4. Gilbert K. Chesterton (el líbero anglosajón por excelencia): «Usted está en el camino del éxito cuando comprende que los fracasos son meros desvíos».

5. Truman Capote (a sangre fría, pensamiento central): «Un fracaso es solo el condimento que dará sabor al éxito».

6. Paramahansa Yogananda (gurú de la India, y pionero de las enseñanzas de la meditación en Occidente, introdujo el yoga utilizando el Kriya Yoga): «El ser humano siembra un pensamiento y recoge una acción. Siembra una acción y recoge un hábito. Siembra un hábito y recoge un carácter. Siembra un carácter y recoge un destino».

7. William Shakespeare (el prodigio bardo): «Si el hombre fuera constante, sería perfecto».

8. Chuang Tzu (el cerebro filosófico del taoísmo): «Si el arquero dispara por nada, tiene el dominio de sus facultades. Si dispara por obtener un premio, ya se ha puesto nervioso. El premio lo tiene dividido. Se preocupa más por ganar que por el modo de apuntar la flecha. El afán por vencer le roba la fuerza».

9. Larry Bird (el ángel de la guarda disfruzado de jugador de baloncesto): «Un triunfador es alguien que conoce sus talentos y se esfuerza intensamente para convertirlos en habilidades».

10. Michael Jordan (Dios disfrazado de jugador de baloncesto, el Señor de los Anillos): «He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito».

11. Sir Winston Churchill (la mejor cabeza de Europa): «El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse».


Comentarios