La Lotería Nacional, una tacita de oro, convertida en frágil jarro de barro | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

La Lotería Nacional, una tacita de oro, convertida en frágil jarro de barro

Por el Dr. José Antonio Coll

La ley 139-11, redujo los fondos de la LOTERIA NACIONAL en un 66%, retirándoles la administración real de los juegos de lotería especialmente de las bancas, traspasando a Hacienda, lo que generaba ese porcentaje. Esto ha sumido a esta institución en una crisis económica, que la imposibilita para la realización de sus verdaderos objetivos de creación, la solidaridad y ayuda a personas necesitadas en todos los renglones.

Antes de la promulgación de la ley que convirtió la tacita de oro en frágil barro, existía una cuenta por cobrar de parte de los banqueros, que asciende a muchos millones de pesos, pesos que hoy necesita la institución para su supervivencia. Las acciones de cobranzas solicitadas por la administración actual, han generado el escozor en ese sector y de ahí se desprenden todo género de travesuras, queriendo hacer aparecer a la actual administración como faltadora de la ley y de las disposiciones existentes.

Los banqueros de Santiago, apoyados por la federación de bancas de lotería FENABANCA, publicaron recientemente un comunicado en la prensa que dan cuenta de algunas de las acciones que ellos pretenden dar a conocer a fin de perjudicar las actuales autoridades de la LOTERIA NACIONAL., dentro de esos pronunciamientos se evidencia los intereses malsanos y ocultos, porque falsean a la verdad.

Cuando dicen que se han creado más bancas de lotería, no dicen la verdad, ya que la autorización de las bancas, conlleva la emisión de un sistema de cobanes, que al tratar de regularlo, es rechazado por los controles que en este sentido tiene el ministerio de Hacienda. NO SE PUEDEN CREAR BANCAS NUEVAS, sin el contubernio de Hacienda.

Se quejan de los traslados de bancas y eso es facultad de la lotería y puede hacerlo sin que esto sea ilegal o irregular, los técnicos pueden reubicar por conveniencias de los propios banqueros aquellas bancas que así lo soliciten sin perjuicio de los ya existentes. Las bancas existentes legalmente, pueden cambiar de dueños a discreción de los propietarios de ellas, nadie está obligado a operar un negocio que no quiera y en ese caso puede vender los derechos legales de que dispone al mejor postor, puede cambiar de nombre y de dueño, sin que esto signifique la creación de nuevos establecimientos de ventas de números de lotería.

Los banqueros pretenden agotar una lucha a la antigua, solicitando la intervención del presidente de la república, sin pasar por el ministerio correspondiente, dando la sensación de que lo que realmente quieren es llamar la atención y perjudicar a la actual administración. Ya en los primeros días del gobierno intentaron sabotear la designación del administrador, sacando a la luz una designación interesada de su sector, de un administrador que no era el actual, creando momentáneamente una confusión entre la ciudadanía, que fue superada con la designación real.

Lo cierto es que la lotería necesita recoger el más mínimo centavo que se le adeuda y más aun necesita que se restauren los fondos que genera el sector de juegos de lotería para volver a ser la tacita de oro de la población empobrecida y que amerita de las atenciones que aquí se daban.
Pretender hacerle daño a la LOTERIA NACIONAL y a sus autoridades es algo que nadie le perdonara ni siquiera a los millonarios banqueros que pretenden se le entregue la institución para convertirse en JUEZ Y PARTE y así hacer más lucrativo para ellos el NEGOCIO REDONDO.


Comentarios