En español se escribe “baipás”, en lugar de “by-pass” | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

En español se escribe “baipás”, en lugar de “by-pass”

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) señala que el término “baipás” es la forma adaptada al español de inglés “by-pass” o “bypass”, y así aparece recogido en el avance del próximo Diccionario académico.

En algunos medios de comunicación aparecen frases como estas: “Realizan el primer by-pass gástrico a una menor en un hospital” o “Mañana adjudicarán las licitaciones correspondientes a la construcción de los bypass”.

“Baipás”, cuyo plural es “baipases”, es el resultado de la adaptación al castellano del inglés “bypass”, que significa ‘conducto alternativo por el que, mediante una operación quirúrgica, se desvía toda la corriente sanguínea o parte de ella para facilitar la circulación’ y ‘desvío hecho en un circuito, una vía de comunicación, etc., para salvar una interrupción o un obstáculo’, según el avance de la vigésima tercera edición del DRAE.

Asimismo, cuando “by-pass” se emplea en obras públicas con el sentido de ‘vía que rodea un núcleo urbano’ y ‘tubería o canal para desviar una corriente de agua u otro fluido’ se desaconseja el anglicismo y se recomienda que se sustituya por “vía de circunvalación”, “canal de derivación”, “desvío provisional” o “desviación”.

Así pues, señala la Fundéu BBVA, que trabaja con el asesoramiento de le Real Academia Española, en los casos antes citados lo adecuado habría sido: “Realizan el primer baipás gástrico a una menor en un hospital” o “Mañana adjudicarán las licitaciones correspondientes a la construcción de las vías de circunvalación”.

La Fundación del Español Urgente (www.fundeu.es), promovida por la Agencia Efe, patrocinada por BBVA y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, entre otros, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Red Eléctrica de España, Gómez-Acebo & Pombo, CEDRO, CELER Soluciones, Hermes Traducciones, Linguaserve y Abengoa.


Comentarios