El macho que más mea | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

El macho que más mea

Marielys Duluc Reyna

Me rebasó por la derecha en su carro rojo de uso y medio. Una letra A, medio cortada en toda la puerta, señalaba que era un chofer de concho, eso claro y los innumerables rayones que colecciona como trofeos de guerra. Sin contar con que casi me choca, tuve además que frenar de golpe para no chocar al forajido, que ahora para colmo, había decidido cambiar de carril como por arte de magia. Dio la vuelta en U pocos metros después, parecía un doble de la película orgásmica masculina “Rápido y Furioso”.

Respire aliviada pensado que ya el terrorista suicida estaba lejos cuando ¡oh sorpresa! Aparece justo en el cambio de la luz verde del semáforo y sin más, nos pasa por delante a todos los demás carros que esperamos en la cola decentemente (si, sorpréndase usted). Por esquivar al que nació de chepa, más de un carro cayó en el monumental hoyo que adorna la avenida. Creo que esa fosa, es un túnel de comunicación directa con el infierno y que en su honor, hay tantos talleres de mecánica justo al frente por si acaso.

Ver su brazo fuera, relajado, recostado en la ventana del carro; su cabeza rebotando al ritmo de un requetón cualquiera y su cabello con más gelatina que la nevera de un asilo, aumentaron las ganas inmensas de gritarle en cuatro idiomas que su abuela no era virgen, pero, solamente me salió gritarle a todo pulmón (claro con los cristales arriba): “ ¡Te crees el macho que más mea verdad!”

Admitámoslo, con carteles de “Chivos sin ley”, semáforos numéricos y peajes humanos vestidos de verde, no hemos avanzado en materia de tránsito, organización y respeto. Necesitamos una política de concienciación profunda e inagotable, que enseñe a la gente,a ser ciudadanos, seres humanos consiente y cuidadosos de su entorno. Sin temor a sonar quemada y fuera de contexto, me atrevo a concluir esta catarsis con un grito desde lo más profundo de mi ADN dominicano con utopías cromosómicas de ser europeo: ¡Sí al 4% carajo!


Comentarios