El entretenimiento en vuelo está haciendo que volar sea todo un placer | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

El entretenimiento en vuelo está haciendo que volar sea todo un placer

Hace sólo 30 años ver una película en un vuelo significaba mirar por encima de las cabezas de varias filas de personas para ver una pantalla en la parte de delante de la cabina del avión. Eso en el caso de que de hecho sí presentaran una película.

Ahora las pantallas individuales son comunes. Los viajeros pueden escoger qué películas ver, cuándo y cómo verlas. Pueden jugar videojuegos, e incluso conectarse con otros pasajeros en el mismo vuelo. Pueden escuchar música.

Pueden incluso, en algunos vuelos, recibir opciones de entretenimiento a través de sus iPads.

Y cada vez se pone mejor.

Los operadores aéreos se toman tan seriamente el entretenimiento en vuelo, que hay razones para pensar que las opciones serán mucho mejores en los aviones que en las salas de las casas.

“Esperamos que los pasajeros ansíen los vuelos largos y se quieran quedar en el avión”, dice Patrick Brannelly, vicepresidente de comunicaciones corporativas de Emirates Airlines, el sujeto que selecciona las películas en el menú cinematográfico en los vuelos.

“Esa es nuestra meta”.

El sistema de entretenimiento en vuelo de Emirates –que se enfoca en información, conectividad y entretenimiento- ha ganado el premio Skytrax de “Mejor entretenimiento en vuelo” por siete años consecutivos.

Se puede decir que el objetivo de Brannelly –que las personas se queden pegadas a sus asientos, en vez de que luchen por salir- será posible pronto si uno se basa en los esfuerzos que están haciendo los proveedores de entretenimiento hoy en día.

Películas y mucho más

Tomemos las películas, sin duda el principal elemento del entretenimiento en vuelo.

Los pasajeros ya pueden escoger entre extensas librerías de películas –Emirates presenta varios géneros de alrededor de 20 mercados diferentes- y pueden ver, pausar y rebobinar con facilidad.

Y ahora, esas características molestas del entretenimiento en vuelo, como la interrupción al aterrizar, también pueden ser solucionadas. Virgin America es una aerolínea que planea debutar el sistema pay-per-play este año, lo que les permitirá a los pasajeros descargar películas o programas de televisión en sus dispositivos a través del Wi-Fi del vuelo.

Las películas costarán entre cinco y siete dólares y los programas televisivos tendrán un precio de dos dólares. Las personas podrán llevarse los archivos a casa.

Qantas, American Airlines y Southwest Airlines tienen planes similares.

El desarrollo que están llevando a cabo otras aerolíneas también es prometedor.

Gulf Air, la aerolínea de Bahréin, recientemente equipó a sus aviones con el primer canal deportivo en vuelo de 24 horas del mundo. El canal tendrá un cubrimiento en vivo de los Olímpicos 2012, de las carreras de Fórmula 1 y de otras competencias.

La mayoría de los aviones de la flota A330-200 de Gulf Air serán adaptados con el nuevo sistema SkyHub este verano.

Y los fanáticos de los videojuegos, que hasta ahora se han tenido que conformar con juegos unidimensionales, pronto podrán jugar juegos populares como The Sims y Monopolio gracias a la colaboración entre DTI Software, que proporciona juegos al 95% de la industria aérea, y el gigante Electronic Arts Inc.

Quizá la tecnología más impresionante está siendo desarrollada por Thales, uno de los proveedores de entretenimiento en vuelo más grandes del mundo, para clientes como British Airways, Japan Airlines y Qantas.

Su nuevo sistema les permite a los pasajeros navegar entre películas y juegos por medio de control de voz, vista y gestos.

El Wi-Fi será gratuito

Además de películas y juegos, la conectividad es quizá la característica más importante para la próxima generación de sistemas de entretenimiento en vuelo.

“La transmisión inalámbrica embebida en servidor de video hacia los dispositivos de los pasajeros es algo muy popular”, dice Alan Pellegrini, CEO de Thales.

“La nueva generación de entretenimiento en vuelo es más que sólo entretenimiento: incluye comunicaciones, lo que les dará a los pasajeros conectividad tanto con la tierra como dentro de la cabina”, agrega.

“El Wi-Fi a bordo es el verdadero diferenciador”, dice Brannelly. “Permitirles a los pasajeros quedarse conectados en páginas como Facebook es otra forma de entretenimiento”.

Aerolíneas como Alaska Air, Delta y Southwest ya ofrecen servicios a bordo. El costo es el único obstáculo, según Emirates.

“No es una forma de hacer dinero y no cubre el costo”, dice Brannelly. “Pero la respuesta ha sido sorprendente. Es algo ciertamente muy apreciado”.

Brannelly dice que será más asequible, o incluso gratis, en cinco años. Actualmente puede costar hasta 20 dólares si uno selecciona consumo ilimitado de datos.

El negocio entre la compañía de comunicaciones satelitales Inmarsat y el proveedor aeronáutico Honeywell podría ayudar a que la predicción de Brannelly se haga realidad.

El plan es poner tres satélites en órbita después de 2013, proporcionando internet rápido, barato y confiable en los vuelos.

Éxito financiero

¿Todo este esfuerzo en desarrollo de sistemas entretenimiento en vuelo vale la pena?

Brannelly dice que absolutamente sí: es esencial para toda la experiencia del cliente y por eso es un ingrediente clave para el éxito financiero de una aerolínea.

“Mientras que muchas aerolíneas tratan de cortar presupuesto en productos, la experiencia de los pasajeros ha sido primordial para Emirates”, dice Brannelly. “Es obvio: a las personas les gusta estar entretenidas”.

En 1992, cuando Emirates fue el primero en instalar pantallas personales en cada asiento de todas sus clases, incluyendo la económica, registró 20% de incremento en la satisfacción del cliente.

“¿Por qué pensarían que el servicio de la tripulación es mejor cuando la única cosa que se cobra es el mejoramiento del sistema de entretenimiento?”, pregunta Brannelly.

“Esto se debe a que cuando tienes un cliente feliz, está feliz por muchas razones. Si tienes un cliente frustrado o disgustado, la frustración y el disgusto automáticamente se transfieren a otras cosas”.

Si todo esto suena muy impersonal, quizá debas optar por Virgin America. El operador recientemente consideró las necesidades de los amantes secretos al lanzar el sistema de mensajería instantánea entre asientos.

-CNNGo


Comentarios