El café es bueno para la salud, pero no tiene los mismos efectos en todos | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

El café es bueno para la salud, pero no tiene los mismos efectos en todos

Por Elizabeth Landau, CNN

(CNN) — Si no puedes pasar un sólo día sin tomar una o dos tazas de café, hay buenas noticias para ti: las investigaciones científicas hasta ahora sugieren que el café podría ayudar a mantenerte sano.

Pero como es usual en todas las investigaciones, la palabra clave es “podría”.

Es difícil saber a ciencia cierta si el café realmente provoca efectos positivos, ya que los estilos de vida y los comportamientos asociados a su consumo pueden influir en la salud. Además, cada persona tiene diferente tolerancia a esta bebida.

“Para la mayoría de las personas, para los que no experimentan los efectos secundarios, los beneficios superan los riesgos”, dijo el doctor de la Clínica Mayo, Donald Hensrud.

En general, los bebedores regulares no deben sentirse desalentados en ese hábito, aunque hay excepciones.

Beneficios

Uno de los beneficios del café para la salud son los antioxidantes que contiene, de acuerdo con el doctor Alberto Ascherio, profesor de epidemiología y nutrición en la Universidad de Harvard.

Nuestros cuerpos producen radicales de oxígeno, los cuales son perjudiciales para el ADN, los antioxidantes evitan que nos hagan daño, explicó Ascherio.

La cafeína también puede contribuir a la salud del cerebro. Esto podría deberse a que es una antagonista de los receptores de adenosina que son los que nos producen sueño. Si la cafeína se une a los receptores, la actividad neuronal se acelera.

Estudios también han demostrado que el consumo regular de esta bebida tiene efectos antidepresivos.

Estudios médicos destacan que su consumo moderado —de dos a tres tazas al día— puede ayudar a prevenir la diabetes tipo II y el Parkinson.

Las personas que beben dos tazas al día parecen tener 11% menos de riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca, de acuerdo con un estudio publicado en junio en la revista Circulation de la American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón).

Sin embargo, los investigadores no tomaron en cuenta lo fuerte del café, a qué hora del día se toma o si tenía cafeína, factores que podrían afectar.

Quienes toman esta bebida también podrían tener protección contra el carcinoma de células basales, la forma más común de cáncer de piel, según un informe publicado en julio por la revista Cancer Research.

El aumento en su consumo también está asociado con más años de vida, según investigaciones en la New England Journal of Medicine. Ascherio señala que podría ser la protección que brinda contra la diabetes tipo II, Parkinson, depresión y tendencias suicidas.

Los médicos no pueden generalizar las recomendaciones del consumo  de cantidades fijas de café debido a la variable susceptibilidad de los individuos a sus efectos secundarios, dijo el doctor Donald Hensrud de la Clínica Mayo.

Desventajas

Entre los efectos están dolores de cabeza, insomnio, palpitaciones y urgencia urinaria. Las personas que sufren de taquicardias podrían necesitar alejarse del café con cafeína. Para otros, la consecuencia más fuerte es que irrita sus estómagos.

El café adquirió una mala reputación a partir de una investigación en 1980 que lo vinculaba con el cáncer de páncreas. Estudios recientes no han encontrado la misma relación, según la American Cancer Society (Sociedad Estadounidense del Cáncer).

Algunos estudios en el pasado no tuvieron en cuenta la relación entre el consumo de esta bebida y fumar cigarrillos, los cuales contienen sustancias cancerígenas, opinó Hensrud.

En algunas personas el consumo regular de café puede provocar insomnio, debido a que cada individuo metaboliza la cafeína de forma diferente. Hay quienes pueden tomar una taza por la noche y caer dormidos, mientras que otros deben tomarlo horas antes para poder dormir.

El café expresso y el hervido —popular en Escandinavia— aumentan el colesterol malo, pero el regular filtrado reduce las sustancias que elevan el colesterol, aseguró Hensrud.

También está el problema de las calorías que contienen algunos tipos de café. Los endulzados, con leche y otros aditivos pueden tener más de 500 calorías —sobre todo si empiezan con el “frap”—. Por lo tanto, si crees que le estás haciendo un favor a tu cuerpo con estas delicias, los detrimentos por la grasa podrían anular la magia del café.


Comentarios