Descubren que el supuesto Ovni en el Mar Báltico no es más que un depósito glaciar | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Descubren que el supuesto Ovni en el Mar Báltico no es más que un depósito glaciar

Según publica el diario ABC, tras estudiar las muestras facilitadas por el cazatesoros Peter Lindberg, el profesor asociado de Geología de la Universidad de Estocolmo, Volker Brüchert concluyó que los restos del supuesto Ovni en las profundidades del Mar Báltico no es más que un depósito glaciar.

A continuación la información completa que publica el diario ABC:

El famoso «ovni del Báltico» no es más que un depósito glaciar, una formación rocosa arrastrada por el hielo hasta el mar hace miles de años. A esa conclusión ha llegado Volker Brüchert, profesor asociado de Geología de la Universidad de Estocolmo, tras estudiar las muestras facilitadas por su descubridor, el cazatesoros Peter Lindberg, que no ha querido hacer ningún comentario al respecto.

El pasado mes de abril, el grupo de cazatesoros sueco Ocean X, liderado por Peter Lindberg, anunció a bombo y platillo el descubrimiento de un extraño y enorme objeto en el fondo del mar Báltico. Tenía unos 60 metros de diámetro y su curiosa forma ovalada, con dos picudos y largos salientes simétricos, unido a unas misteriosas marcas de arrastre de varios cientos de metros, hicieron pensar a Lindberg que dicho objeto había caído al mar y se había deslizado sobre el fondo hasta quedar totalmente inmóvil en su posición actual.

De inmediato se desataron las especulaciones, desde un antiguo experimento nazi a los restos de la Atlántida o, mejor aún, de una nave extraterrestre estrellada allí quién sabe cuándo. Sea como fuere, el objeto fue bautizado como «la anomalía del Báltico» y desde entonces Lindberg ha hecho todo lo posible por darle eco y reunir fondos para nuevas expediciones. Al mismo tiempo, claro, que recolectaba titulares en todo el mundo y una enorme publicidad para su empresa. Hasta el momento, su equipo ha realizado ya dos expediciones a la zona, y una tercera está prevista, aunque no confirmada, para el verano que viene.

El pico máximo de la Edad de Hielo tuvo lugar hace cerca de 20.000 años
El propio Lindberg maneja varias posibilidades sobre la naturaleza del objeto, al que califica de extraño y enormemente antiguo, «quizá decenas de miles de años antes de la Edad de Hielo», según sus propias palabras. Para aclararnos, el pico máximo de la Edad de Hielo tuvo lugar hace cerca de 20.000 años… Aunque nunca ha descartado del todo que pudiera tratarse de una formación natural, quizá un meteorito que atravesara el hielo durante aquel periodo glaciar, o el fruto de un volcán submarino.

Por supuesto, la localización exacta del objeto no ha sido revelada por Lindberg, que se garantiza así la exclusividad del (posible) hallazgo. Lo que sí ha dicho que el supuesto ovni se encuentra a unos 90 metros de profundidad en el fondo del golfo de Botnia, un estrecho brazo de mar de unos 700 km. de longitud situado entre Finlandia y Suecia.

Formado en la Edad de Hielo

Tal y como ya informó ABC, a finales de julio los buceadores de Ocean X recabaron algunas muestras del objeto, y las enviaron para su estudio a Volker Brüchert. Y sus conclusiones fueron un jarro de agua fría para Lindberg: «Me encontré -dijo el investigador- con un mineral negro que podría ser muy bien una roca volcánica. Mi hipótesis es que este objeto, esta gran estructura, se formó durante la Edad de Hielo hace muchos miles de años».

Vamos, que el geólogo encontró una explicación a las primeras de cambio sobre la «misteriosa e inexplicable» naturaleza del objeto. La web de divulgación científica Life’s Little Mysteries se puso en contacto con el investigador, quien aseguró que no hay nada de misterioso en la «anomalía del Báltico».

«Es bueno que haya voces críticas sobre este supuesto “misterio del Mar Báltico”-asegura Brüchert- . Lo que el equipo de Team X ignoraba por completo es que la mayor parte de las muestras que sacaron del fondo del mar eran granito, gneis (rocas con la misma composición que el granito) y arenisca». Y esto, según el científico, es exactamente lo que esperaríamos ver en una cuenca glaciar. El Mar Báltico entero es una gran cuenca glaciar, una región excavada por el hielo hace miles y miles de años.

“El famoso ovni no sería más que un depósito glacial”
Pero junto a esas rocas corrientes, los buceadores sacaron a la luz algo mucho más interesante: un fragmento de roca basáltica, un tipo de mineral que se forma al endurecerse la lava. «Dado que todo el norte de la región del Báltico está enormemente influenciada por el deshielo de los glaciares, tanto la estructura (el supuesto ovni) como estas muestras de roca se formaron probablemente en íntima conexión con los procesos glaciares y post glaciares. Y lo más probable es que esas rocas fueron transportadas por los glaciares».

En otras palabras, que el famoso ovni no sería más que un depósito glacial, una formación rocosa arrastrada al mar por los hielos (lo que, además, explica las marcas) hasta su posición actual. Por supuesto, ni Lindberg ni ningún otro miembro de Ocean X han querido hacer comentario alguno sobre los resultados de este análisis. En cuanto a las fotografías, conviene recordar que la única de la que se dispone es la del escaneo por sonar original. Una clase de imágenes que resultan bastante difíciles de interpretar y de las que todos los expertos en la materia advierten que no hay que tomarse al pie de la letra.

Con todo, lo más seguro es que esta historia no haya escrito aún su último capítulo. Y Lindberg, probablemente, no tardará en sacarse algún otro as de la manga.


Comentarios