ABRIL EN EL RECUERDO, BATALLAS HEROICAS DEL 15 Y 16 DE JUNIO DE 1965 | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

ABRIL EN EL RECUERDO, BATALLAS HEROICAS DEL 15 Y 16 DE JUNIO DE 1965

Por José Antonio López (El Che)

La historia de El Pueblo Dominicano es una de las mas heroicas de toda nuestra America Morena, el arrojo de nuestros hombres y mujeres marcan hitos imperecederos en los transcursos de las luchas por hacer valer nuestra enseña tricolor a través de todos los procesos, desde Duarte, Sanchez, Mella y Luperon; Gilberls, contra la primera y grosera intervención del Imperio criminal del Norte revuelto y brutal en 1916, pasando por los aguerridos representantes de La Raza Inmortal quienes llegaron llenos de heroísmos a lavar con su sangre el suelo ensangrentado por el Tirano mas perverso de America, Rafael Leonida Trujillo, para mencionar a Las Heroínas Hermanas Mirabal, al Manolo Tavarez inmolado junto a sus hombres en las montañas escarpadas de Quisqueya; llegando finalmente al tema que reseñaremos en esta entrega elaborada hoy, a 47 años de la mas fieles y valerosas muestras de coraje de unos hombres y mujeres dispuestos a morir defendiendo el decoro y dignidad de su pueblo mancillado.

Así llegamos al día 14 de junio, fecha en que se convoca al pueblo en arma cercado en la zona intramuros de Ciudad Nueva por las tropas Yanquis desde el 28 de abril del 65 para conmemorar el sexto aniversario de los que llegaron llenos de patriotismo a encender la llama augusta de la libertad, los héroes y mártires de la raza inmortal. El acto convocado mas que conmemoración fue una total manifestación de repudio a las tropas interventoras que respaldadas por gobiernos lacayos y bajo el nombre del cinismo y sarcasmo mas aviesos se hacia llamar Fuerza Interamericana de Paz,(F.I.P.), la cual comandada por el general Bruce Palmal habían fracasado durante casi 2 meses en su intento por doblegar a Caamaño y sus hombres quienes hicieron un pacto de honor por la defensa de la soberanía, dispuesto a morir combatiendo palmo a palmo, aunque en batallas desiguales frente a un imperio tan criminal como el que el Poeta José Martí llamara Revuelto y Brutal.

Fue al día siguiente, el 15 de junio que, en lo que aparentó ser uno de los acostumbrados tiroteos de días anteriores, la tropa del Gobierno títere de Brasil iniciaron un fuego cruzado desde su trinchera, pero en realidad lo que estaba pautado y planeado era ahogar en sangre a los rebeldes acantonados en Ciudad Nueva; la 82 división y el batallón 508 de combate de las tropas estadounidenses empezaron un desbastador ataque con el fin de limpiar la zona sur de las fuerzas constitucionalistas, siendo apoteósica la resistencia de los obreros de Poesi, la valentía del comando de el comandante Pichirilo Mejía y el comando de San Anton del aguerrido Eliseo Andujar, (Barahona), en fin excitaba ver como todo un pueblo resistía con amor y valiente decisión los ataques de una fuerza inmensamente poderosa de 42 mil marines que atacaban sin escatimar esfuerzos con toda clase de armamento; el coraje demostrado por hombres, mujeres, ancianos y hasta niños que servían de mandaderos en el respaldo de la resistencia en dos días de fieros combates, debe ser y es un ejemplo…los ejemplos del comandante Pichirilo, conminado desde las alturas por las fuerzas interventoras, a que se entregara, siendo rispotado por este con el tableteo de su metralla a que bajaran a buscarlo; el comando de San Anton con el recio Barahona a la cabeza apretando los dientes, sobrecogido por la rabia pero con la decisión de no dejarlo pasar una pulgada; así como esa celebre mujer a quien apodaban La Coronela, La Pikky Lora, Aniana Vargas, Víctor Bisonó, (hidrofobia),, Víctor Francisco Cabrera(la pólvora), en medio de todos se erguía como un roble inconmovible la figura del militar que, haciendo honor al decoro junto a una Pléyades de sus compañeros de arma juraron defender la patria, el coronel Francisco Alberto Caamaño, contra los que ese recordado 15 y 16 de junio del 65 no lograron torcer el pulso a un pueblo digno y valiente, colocado en el mismo trayecto del sol como dijera nuestro recordado poeta Nacional, tambien combatiente don Pedro Mir.

Justo y necesario se hace hoy inclinarnos reverente ante el recuerdo de esos hombres y mujeres que supieron enfrentar al imperio mas criminal que conoce el genero humano, a fin de que nuestra memoria histórica no se pierda fruto de la enajenación a que nos someten los seudos políticos de pasados y presentes gobiernos.


Comentarios